5 jun. 2009

Muriel Rukeyser

BALADA DE NARANJA Y UVA

Luego de terminar tu trabajo
cuando ya te ganaste el día
después de haber leído
y escrito sobre lo que leiste—
bajás hacia el puesto de panchos,
en la otra cuadra, cruzando la calle.
En una tarde abrasadora de East Harlem en el siglo XX.

Casi todas las ventanas estan tapiadas,
las ratas salen de una bolsa—
asomando del miserable garage
un reluciente y largo Cadillac;
en la puerta de vidrio del centro de drogadictos
un hombre al que le gustaria romperte la espalda.
Pero aqui tambien hay una mujer morena con una niña vestida de rosa y fucsia.

Salchichas salchichas chisporrotean en la parrilla
sobre la que el panchero se inclina—
nada sobre el mostrador
excepto las dos maquinas de jugo usuales,
la de uva, vacía, y la de naranja, vacía,
y el panchero entre ambas.
Un negrito pasa, mira los panchos, sigue caminando.

Miro al hombre mientras se endereza y vierte
en los contenedores
púrpura brillante en el que dice NARANJA
naranja en el que dice UVA,
jugo de uva en la máquina que dice NARANJA
y jugo de naranja en la de UVA.
Sólo una palabra enorme y clara, inequívoca, en cada máquina.

Le digo: ¿cómo podemos continuar leyendo
y encontrar sentido en lo que leemos?
¿Cómo pueden escribir y creer en lo que escriben,
esos chicos de la otra calle,
mientras vos sigas cargando uva dentro de NARANJA
y naranja donde dice UVA?
(¿Cómo podemos creer en lo que leemos y escribimos y oímos y decimos y hacemos?)

Él mira las dos máquinas y sonríe
y se encoge de hombros y sonríe y sigue cargando.
Podría tratarse de violencia y no violencia
podría tratarse de blancos y negros mujeres y hombres
podría tratarse de guerra y paz o cualquier otro
sistema binario, amor y odio, enemigo, amigo.
Sí y no, ser y no ser, lo que hacemos y no hacemos.

En una esquina de East Harlem
basural, lecturas, una gran sonrisa, violación,
olvido, una calle caliente de crimen,
miseria, esperanza marchita,
un hombre sigue poniendo uva en la NARANJA
y naranja en la que dice UVA,
poniendo naranja en UVA y uva en NARANJA por siempre y para siempre.

(traducción de Néstor Barron)

No hay comentarios: