15 jul. 2009

Alberto Muñoz

DIOS

...y entonces Dios
tomó un lápiz
y escribió en su libretita negra:
"Ay, mamá...
Qué desolación,
mamá..."

No hay comentarios: